ELECCIONES

ELECCIONES

Por: Juan José Cárdenas

La vida que tengamos se basa ineludiblemente en las decisiones que tomamos. La capacidad de decisión nos hace seres humanos, el carácter y la personalidad que forjamos se constituye con decisiones. Nos la pasamos eligiendo todo el tiempo desde que despertamos, elegimos qué desayunar, qué ropa ponernos, qué camino es el más cortó para llegar al trabajo, si me como ese provocativo bolón que alguien ha dejado en la refrigeradora como una suerte de incitación al pecado o la cierro y elijo esa pequeña y triste tostada integral, si llevo o no un paraguas, si voy o no en bicicleta al trabajo. En definitiva uno no podría existir sin tomar decisiones; la idea de un ser humano sin decisión no se materializa en mi cabeza, pues al parecer es la forma en la que subsistimos y nos expresamos.

Existen decisiones más complejas que otras, por ejemplo el llevar o no un paraguas podría no tener consecuencias catastróficas en nuestra vida, aunque hace unos días fui con terno en bicicleta a la Corte de Justicia y por cierto elegí no llevar paraguas y Dios eligió que ese día llovería y también que ese día granizara, termine empapado y con una vergüenza tal que decidí regresar a casa a cambiarme lo que retraso todo mi día.

Volviendo al tema existen decisiones que cambian nuestras vidas como por ejemplo que carrera voy a estudiar, si seré abogado, arqueólogo, ingeniero de la Nasa, estrella de Combate -porque todo el mundo sabe que “Combate” es bacán- o simplemente ir de Ojo Seco a la asamblea. Eso definirá mi lugar de trabajo, mi remuneración, el círculo de personas que frecuentaré, los amigos que tendré, esto definirá gran parte de mi vida. El casarse es una decisión compleja pues decides vivir y compartir con una persona el resto de tu vida y aunque te vaya mal y te divorcies, ese divorcio implica también una decisión importante.

El Ecuador tomará este 2 de abril una decisión muy importante, todas las personas mayores de dieciocho años y menores de 65 capaces ante la ley, están constitucionalmente obligadas a asistir a las urnas. Mucha gente piensa que les roban un domingo, que es algo que no les incumbe, que están cansados de lo mismo, que la ley seca les arruino la bienvenida del pana para la cual se provisiono de la mejor gama de whiskies contrabandeados del Perú. Pero hay que entender que no siempre tuvimos el derecho al voto universal, igual, directo, secreto y escrutado públicamente, esto corresponde más bien a una evolución histórica que implicó muchas luchas.

El Ecuador nació como Republica en 1830, lo que implica el surgimiento de una nación democrática, en la que es el pueblo el que elige a sus gobernantes, pero curiosamente sólo podían votar los hombres mayores de 25 años, que sabían leer y escribir, que tenían una propiedad y no trabajaban como sirvientes.  En 1861 se sumaron a estos requisitos la edad mínima para el sufragio de 21 años para solteros y cualquier edad para quienes habían contraído matrimonio.  Entre los años de 1869 a 1947 se eliminó el requisito de tener bienes para votar y la edad para sufragio iba entre los 18 y los 21 años. Pero en la Constitución de 1869 durante el Gobierno de Garcia Moreno se estableció como requisito el de saber leer y escribir y ser Católico. Se tuvo que esperar casi cien años para que en 1928 se instaure el voto femenino siendo la lojana Matilde Hidalgo de Prócel la primera mujer en ejercer este derecho. Luego de muchas luchas y movimientos sociales recién en 1978 se reconoce el Voto Universal en el Ecuador permitiendo el voto facultativo para personas analfabetas en el que se encontraban la mayoría de indígenas y campesinos del Ecuador.

Con la Constitución de 2008 se permite el voto facultativo para las personas entre dieciséis y dieciocho años de edad, las mayores de sesenta y cinco años y las ecuatorianas y ecuatorianos que habitan en el exterior, además de los integrantes de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional, y las personas con discapacidad y se permite votar a las personas privadas de libertad sin sentencia condenatoria ejecutoriada.

Hay que entender entonces que le ha tomado años al país y a nuestros antepasados obtener este derecho como lo tenemos en la actualidad. El progresar en la democracia ha costado mucho trabajo, esfuerzo y muchas veces sangre por lo que debemos agradecer la oportunidad de poder ser parte de una decisión tan importante como elegir a quienes nos gobiernan y sobre todo comprender la importancia que tiene nuestra elección en el futuro del país, porque no es simplemente un discurso político la idea de que tú puedes cambiar al país, de que tú eres quien decide tu futuro, pues es muy real.

Ese domingo se elegirán Presidente y vicepresidente de la República. Fueron elegidos ya los parlamentarios andinos; asambleístas nacionales y asambleístas provinciales además de responder la consulta popular.

Si crees que esto no influye en tu vida pues ten muy en cuenta que el Presidente de la Republica es el responsable de la gestión diaria del Estado, representa a la nación en sus relaciones diplomáticas, tiene iniciativa legislativa en el proceso de formación de las leyes, es quien sanciona los proyectos de ley de la Asamblea y ordena su promulgación. Puede convocar a consulta popular, es la máxima autoridad de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, se encarga de definir y dirigir las políticas públicas de la Función Ejecutiva. Dirige la administración pública a través de decretos; en sí, es quien dirige el curso del país.

Mientras que la Asamblea crea las leyes que determinan qué puedes hacer y qué no en este país, crea, modifica o extingue los impuestos, fiscaliza los actos de las funciones Ejecutiva, Electoral y de Transparencia y Control Social, y los otros órganos del poder público y puede incluso -si algún loco te quiere hundir este barco llamado país- declarar la incapacidad física o mental inhabilitante para ejercer el cargo de Presidenta o Presidente de la República.

Traduciendo esto, hay que tener claro que estas autoridades tienen la capacidad de definir el rumbo de nuestras vidas, así que cuando despiertes por la mañana ten en cuenta que ellos pueden decidir cuánto tendrás que pagar por el agua con la que bañas, decidir si ese yogurt importado que tanto te gusta puede o no seguirse vendiendo en el país, si puedes o no ser abogado, médico o astronauta , si habrá o no mejores hospitales , escuelas , si se tapan o no los baches de las vías , el costo de la gasolina, de las llantas y repuestos de tu vehículo; decidirán con que países podrá o no el Ecuador hacer acuerdos comerciales.

En definitiva les otorgaras la facultad de tomar decisiones importantes en tu vida.

Recuerda que tu casa no la confías a cualquier persona, de igual manera investigas mucho para elegir una escuela para tus hijos, cuando vas a comprar una fruta la analizas minuciosamente y ves que no esté dañada o podrida, entonces antes de votar por favor se consciente de la importante decisión que estas tomando y analiza bien qué es lo que mejor crees que te convenga, no elijas al azar, toma las mismas precauciones que tomas para todas las decisiones importantes.

No votes por colores o rostros, vota por propuestas, por proyectos, por iniciativas, vota por la esencia de lo que vas a elegir, vota por quien creas que puedas confiar a tal punto de encargarle las decisiones más importantes de tu vida.

 

WhatsApp Image 2017-03-23 at 13.07.28

Juan José Cárdenas. Abogado, Egresado del Máster de Derecho Constitucional Universidad del Azuay. Trabajo en la Función Judicial del Azuay, Voluntariados varios. Actualmente se  desempeña como Responsable en Asesoría Jurídica en el Gobierno Provincial del Azuay. Creyente de que las sonrisas son el mejor regalo que se puede dar y que la humildad es el mejor don del ser humano. Convencido de que no existe una sola ideología sino varias ideas que pueden convivir en un  mundo más humano.